¿Por qué iniciar una mediación?

Si tiene un conflicto de familia, de cuidado de gente mayor, con los vecinos, herencias, alquileres, empresas ó cualquier otro conflicto, la mediación ofrece una solución a la medida de cada problemática y de cada persona implicada, rápida y efectiva. Permite ahorrar tiempo y es mucho menos costoso que un proceso judicial tanto a nivel emocional como económico.

 

Muchas personas creen que litigando van a encontrar la solución a sus conflictos y que se va a tener en cuenta su punto de vista, pero de ningún modo en un Juicio se puede explicar con detalle las vivencias, la realidad en que vive cada una de las partes y los motivos que han originado el conflicto, sintiéndose frustradas por ello. La mediación es un proceso que ayuda a comunicarse y da la posibilidad de expresar los propios sentimientos y hacerlos llegar a la otra parte, así como clarificar las visiones que cada parte tiene sobre el conflicto y su posible solución, por lo que se obtiene un mayor grado de satisfacción y se consigue un mayor grado de cumplimiento de los acuerdos.

 

La mediación es un proceso de gestión de conflictos donde un profesional cualificado y habilitado para ejercer como mediador/a facilita que las personas hablen, reflexionen y encuentren de forma conjunta una solución viable y útil para todos.

 

No se debe acudir a un proceso de mediación con la idea de querer ganar a toda costa, sino con la idea de colaborar e intentar llegar a una solución que uno pueda sentirse satisfecho, a pesar de no ser la idea con la que se partía.

 

En general, el proceso de mediación tiene las siguientes cuatro características básicas:

  1. voluntariedad, es decir, las partes implicadas han de querer voluntariamente iniciar este proceso,
  2. confidencialidad, nada de lo que suceda ó se diga durante el proceso puede ser usado posteriormente,
  3. imparcialidad, el/la mediador/a debe tener una posición imparcial en todo momento y no favorecer a ninguna de las partes implicadas y
  4. neutralidad, el/la mediador/a no debe incidir en ningún aspecto acordado entre las partes, las propuestas deben proceder de una de los dos partes.

 

Para solicitar un mediador/a puede acudir al Centre de Mediació de Dret Privat de Catalunya, quien dispone de registros de los profesionales habilitados que ayudan a las personas a encontrar soluciones a sus conflictos ó puede contactar directamente con un profesional mediador/a.

 

Las tarifas que aplica el Centre de Mediació de Dret Privat de Catalunya, según la resolución jus/2896/2012, de 17 de diciembre, por la cual se fijan las tarifas en los procedimientos de mediación de la Ley 15/2009, del 22 de julio, de mediación en el ámbito del derecho privado son las siguientes:

Tarifas:

 

–       Mediación con dos partes intervinientes: 40 euros por cada una de las partes participantes y sesión.

–       Mediaciones con tres a cinco participantes: 30 euros por cada una de las partes y por sesión.

–       Mediaciones con más de seis partes intervinientes: 120 euros por sesión conjunta.

–       Sesiones individuales con alguna de las personas participantes en la mediación: 40 euros por sesión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s